Buenos días:

¡ El mar, el mar !
Dentro de mí lo siento,
ya sólo de pensar
en él, tan mío,
tiene un sabor de sal mi pensamiento.

Feliz Miércoles.