1- Tristemente en estos días estamos siendo testigos atónitos de hasta qué niveles de salvajismo y brutalidad puede llegar el ser humano. Bestias asesinas de Hamás, sedientas de sangre inocente, han asaltado sin miramiento comunidades pacíficas israelíes para violar niñas y mujeres y para asesinar, masacrar o secuestrar a todo el que se les cruzara por delante. ¿Por qué se llega a esto?
2- Israelíes y  palestinos son dos pueblos que se creen con derecho al mismo territorio, por ello desde la fundación del estado de Israel en 1948,  la historia de ambas naciones se define en una sucesión interminable de guerras, a cada cuál más cruenta, en las que se han dejado la vida ya decenas de miles de personas.
3- Enseñanza: el hecho de que en 75 años, que  es muchísimo tiempo, no se haya conseguido jamás ni siquiera los mínimos indispensables para llegar a una solución del conflicto, es una prueba inequívoca de que dos pueblos distintos que ambicionan el mismo territorio, ¡no pueden convivir juntos! porque terminarán matándose los unos a los otros.
Conclusión: amigos, los social comunistas europeos y españoles, con la finalidad aviesa de hacer crecer su masa de votantes, en los últimos 40-45 años han abierto las puertas de nuestros países a la entrada sin control ni límites de inmigrantes musulmanes, una población cuyo ritmo de crecimiento, por natalidad, multiplica varias veces el de los europeos, por lo que no en mucho tiempo se convertirán en una pujante fuerza mayoritaria.
Y si bien ahora no declaran abiertamente que desean recuperar el territorio europeo que otrora les perteneció, no dejan de repetirlo como un salmo de fe en la opacidad de sus mezquitas; no dejan de susurrárselo al oído los unos a los otros en espera del momento preciso para declarar la yihad contra nosotros.
Lo que quiere decir que en 10 o 15 años, quizás en menos, estaremos irremediablemente inmersos españoles (sobre todo catalanes) y europeos en una situación de genocidio y terror en nuestra contra, como la que hoy sufre el pueblo de Israel.
¿Por qué? Porque como nos demuestra claramente el interminable conflicto entre israelíes y palestinos, dos pueblos distintos que ambicionan el mismo territorio no pueden convivir juntos.
Mucho ojo porque si no se toman medidas, nuestro futuro está a la vista.
Hernán Pérez Ramos (ÑTV España)