Buenos días:

Martes 13. ¿Mala suerte? Quién sabe…
nosotros simplemente teníamos la llave,
que abriría la puerta a otra realidad.

¡ Y la abrimos ! Dimos ese paso…
para fundirnos en el más íntimo abrazo
y gritarnos a besos nuestra verdad.

Feliz Martes y mucho ánimo.