La investigación contra Begoña Gómez, la esposa del presidente del Gobierno, está en curso en el Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid, a raíz de una denuncia presentada por el sindicato Manos Limpias.

La denuncia alega que Begoña Gómez ha utilizado su posición como esposa del presidente para respaldar a empresarios en licitaciones públicas a través de cartas de recomendación con su firma. Esta acción podría acarrearle una pena de prisión de seis meses a dos años, multa y la inhabilitación.

El juez Juan Carlos Peinado está examinando los negocios de Begoña Gómez con la empresa Barrabés, según la denuncia consultada. Se menciona al empresario Carlos Barrabés, quien habría obtenido 10 millones de euros en licitaciones públicas gracias a la mediación de Begoña Gómez mediante una carta de recomendación.

Además, se destaca que este empresario fue el responsable del máster de Transformación Social Competitiva que Begoña Gómez organizó y posteriormente le contrató como profesor para la cátedra que imparte en la Universidad Complutense de Madrid.

La denuncia también resalta los contactos de Begoña Gómez con Víctor de Aldama, un comisionista imputado en la trama Koldo que se investiga en la Audiencia Nacional. Se afirma que Begoña Gómez facilitó el contacto entre Aldama y la empresa Globalia, lo que resultó en un beneficio económico para el empresario. Posteriormente, Globalia -matriz de Air Europa- acordó un rescate por 40 millones con el Africa Center de Begoña Gómez, incluyendo beneficios para ella y su equipo en forma de vuelos anuales en primera clase por valor de 15.000 euros.

A pregunta de Gabriel Rufián, insinuando el lawfare en la investigación de su mujer para excusar la corrupción investigada del independentismo, el cínico  Pedro Sánchez ha declarado en el Congreso, con impostada solemnidad, que a pesar de ello aún cree en la Justicia.

Bolaños ha salido en defensa del presidente aludiendo a una denuncia falsa. Lo cierto es que la Justicia si cumple su cometido podrá demostrar que la suciedad de Begoña Gómez fue tanta que no pudo ni enjuagarla el corrupto mandamás de la mafia socialista, saturado de corruptelas a pesar del ataque frontal contra la separación de poderes que en esta ocasión resurge de sus cenizas.

ÑTV España